domingo, junio 07, 2009

La bella y siniestra Venecia

Exvotos italianos





Me acordé de Venecia porque estoy leyendo "El placer del viajero" de Ian McEwan que transcurre en esa ciudad.
Yo no se a quién se le ocurrió que Venecia era romántica, no, es una bella ciudad pero obscura y tenebrosa, solo hagan memoria de todas las películas de terror o trágicas que se han filmado ahí, o como dice Kermode, las novelas situadas en Venecia, por alguna razón, tienden a ser siniestras, como si hubiera en ella algo que confundiera las expectativas de la decencia.
Hace muchos años, justo al empezar la primavera, una amiga y yo que estudiábamos en Perugia, decidimos ir a conocer Venecia. Llegamos en tren, no levábamos mucho dinero, así que pensamos buscar una pensión económica y empezamos a caminar aunque estaba nublado y había una llovizna fina y constante, coincidimos con un festival de cine de terror y se podían ver los posters anunciando las películas por toda la calle, en una pastelería, en el centro de la vitrina, había un pastel cuyo adorno principal era una gran araña negra en su tela, no se se sería un encargo para el festival o es lo que acostumbran ahí para los cumpleaños infantiles, por la calle mojada vimos que había un rastro de sangre que nos precedía y nos iba guiando hacia las profundidades de la ciudad. Nos empezó a entrar tanto miedo que decidimos no quedarnos en una de las pensiones baratas y obscuras, sino en un alegre hotelito pintado de blanco en donde se hospeda un ruidoso grupo de músicos de una sinfónica, nos tendríamos que quedar solo dos días porque era más caro, pero se sentía uno seguro ahí.
Buscamos un lugar barato para comer y terminamos en una trattoria en donde había una gran mesa para todo mundo y comimos con un grupo de obreros y un profesor que se portaron encantadores con nosotras. Recorrimos la ciudad, no era temporada aun de turistas y estaba bastante vacía, fuimos a Murano y a Burano en una lancha donde nos congelamos, nunca he sufrido tanto frío y de manera tan desesperante por no poder abrigarse ni meterse en ningún lado como ese día en la lancha, de regreso ya anocheciendo nos sentamos en la bellísima Plaza San Marcos, ahí conocimos a un mexicano que contribuiría a que el recuerdo de Venecia fuera triste y siniestro, pero esa es otra historia. De regreso a nuestro hotel nos perdimos, ya era bastante noche y casi no había nadie en la calle porque aun lloviznaba, la ciudad puede ser un laberinto si no la conoces, nos empezó a entrar miedo de nuevo porque no sabíamos donde estábamos, y empezamos a correr como locas hasta que topamos con un viejo que mas o menos nos dijo por donde regresar a la calle principal y así llegamos por fin a nuestro hotel. Al día siguiente visitamos algunas cosas de las obligatorias y luego corrimos a la estación antes de que anocheciera.

20 comentarios:

Enrico dijo...

Ya quiero leer "El placer del viajero". Nunca pensé que a Venecia le quedara ese adjetivo, pero ya veo que sí.

madzombiecat dijo...

Ahora tengo muchas ganas de ir a venecia...el DF tiene partes que no solo son siniestras sino amenazadoras o brutalmente empequeñecedoras : D

Descarrilada dijo...

Yo siempre había soñado con una luna de miel en Venecia, ahora creo que mejor escogeré Xochimilco.

ge zeta dijo...

Quiero conocer aún así. Me gusta mucho la forma en que lo narras. Le da una misteriosa atracción.

Ro dijo...

Yo fui con mis papás y me enfermé por comer mariscos en mal estado, me la pasé vomitando y cuando ya me sentí mejor para salir me caí por las escaleras del hotel y me fracturé la muñeca, creo que es el peor viaje de mi vida.

abel dijo...

@ Descarrilada:

A Xochimilco le pasa lo mismo que a Venecia: Mucha gente la ve con un velo de candor folklórico pero tambien puede ser un lugar espeluznante.

A mi lo que más me intriga de la historia es ese mexicano misterioso...

Hamletmaschine dijo...

Delicioso post... y es cierto todo respecto a Xochimilco, viví hacia lo profundo de allí 9, casi 10, años y abundaron siempre las historias entre lo siniestro y lo tragicómico (como el carnaval mismo).

Saludos.

Nena dijo...

Qué ganas tengo de estar ahí! Ok, pero sin estar en situaciones aterradoras como las que platicas. Ahora, para eso está el tripadvisor, te previene de experiencias tipo "Hostal"...yo sigo buscando un lugar económico para quedarme un día...

Elena dijo...

De mi viaje a Venecia, me impactaron dos cosas: el paseo en góndola costaba 100 euros -mi amiga y yo nos unimos a una pareja de europeos del este y ellos pagaron 50 y nosotras 30 y pudimos subir- y los exvotos en Murano. Y además de los exvotos las reliquias de santos, esos huesitos horrendos secándose para la eternidad -o cuando sucumban al polvo- en cajitas primorosas y antiguas.
De pronto me da hasta asco.

Bonito post.

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog, lo descubrí hace poco y ya voy a ser asiduo.

tintinea dijo...

A mi me atraen las cosas obscuras y un tanto siniestras, mientras no se pasen de la raya, me gustó mucho este post.

Miss X dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Eduardo dijo...

Si es así de aterrorizante debo organizar un tour con mis amigos inadaptados y geeks del cine de terror italiano.

Gracias por la imagen tan bonita :) (hablo enserio)

madreselvas dijo...

Si, las góndolas siempre han tenido precios absurdos.
Si quieren Venecia obscura no vayan en verano que está lleno de turistas.

Descarrilada dijo...

Oye ¿Tu si vas a ir a votar verdad?

aupando dijo...

Creo que ese algo obscuro que tiene Venecia es lo la vuelve tan atractiva y fotogénica.

Mariposa Amarilla dijo...

Yo tengo muchas ganas de viajarpor Italia, espero hacerlo algún día. Me gustó tu relato porque describe otra parte de Venecia... Londresen invierno, especialmenete cuando baja la neblina es muy aterrador, caminar cerca del Tamesis con neblina o por las calles antiguas,es muy extraño! Por cierto, que le pasó al mexicano que conociste??? ¿Cuéntanos?

Saludos!

Cool Acid dijo...

Mi novia anda dando la vuelta por Europa, y ahorita anda por ahi.

No se por que vine a decir eso.

kthxbye

Andantte dijo...

yo quiero ir a Italia..
espero que el próximo año pueda ir.. o.. quizá mas lejana la fecha, pero quiero ir...

Katz dijo...

Vaya, un punto de vista bastante diferente jeje. Cuando yo fui estaba lleno de gente y palomas, no sentí nada malo, al contrario estaba yo muy feliz, pero tu experiencia fue totalmente distinta, qué miedo jaja

Licencia de Creative Commons
exvotos by Selva Prieto Salazar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at 2.bp.blogspot.com.