miércoles, julio 08, 2009

Demasiadas Abejas, tema recurrente







Ya se que ya chole con el floripondio, ya he hecho un par de entradas (o más) sobre el susodicho, pero es que es un miembro importante en el jardín. Todos los años cuando florea vienen abejas (eso también ya lo platiqué) pero ahora el floripondio ha crecido muchísimo, ha formado una cúpula verde fuera de la cocina y ha floreado más que nunca, eso ha hecho que el número de abejas crezca, al salir de la cocina se escucha el bzzzzzzzz bzzzzzz muy fuerte, es casi como si hubiera un enjambre, y si nos descuidamos y se queda abierta la puerta o la ventana la cocina se llena de abejas, no me gusta tener un montón de posibilidades de ser picadas por los dichosos bichos, pero mis opciones no son muchas, o podo el floripondio, cosa que no quiero, o mato a las abejas, cosa que sería muy fea porque no son insectos malos sino que son (como nos han enseñado desde el kinder) insectos-útiles-laboriosos-trabajadores y bla bla bla, o las amaestramos, cosa un tanto complicada, o nos aguantamos el enjambre y sus posibles consecuencias, cosa que será yo creo la mejor opción, ya me han picado abejas anteriormente y es muy doloroso, no puedo imaginar como será que te ataquen decenas de ellas ¡cruz, cruz!
Así que si se enteran que fui atacada por un enjambre, no se culpe a nadie ya que habrá sido mi propia decisión.
La cúpula verde es hermosa, yo amo la luz que se filtra en la transparencia de las hojas, pero creo que habrá que suprimir algunas ramas porque la cocina se ha obscurecido bastante con tanto verdor, el olor por las noches es literalmente embriagador y llena la casa por completo, espero que no nos estemos drogando demasiado con ese aroma.
El año que viene les volveré a contar sobre mi floripondio, no lo duden.

11 comentarios:

Ro dijo...

¿Me regalas un hijo de tu floripondio? dicen que es bien alucinante.

Descarrilada dijo...

¡Que hermoso se ve! A mi también me gustan mucho las cúpulas verdes y floridas. Recuerdo que decias en uno de los posts anteriores que hay leyendas sobre quedarse dormido bajo un floripondio y no despertar. ¿No te da miedo?

Anónimo dijo...

A mi una vez me picó una abeja en la cara y me dolió horrible, desde entonces las detesto ¡fumígalas!

Elena dijo...

Selva, no recuerdo quién me dijo de chiquita o en qué libro vi, que quien olía floripondios no despertaba nunca, y desde entonces guardo una relación de curiosidad-temor por esas flores.


(De las picaduras ni hablemos, la vez pasada le comenté eso mismo en un post que hizo al respecto. Me dan un miedo. La semana pasada fui al cementerio de Santa Ana y cuando me asomé a una escutura de mármol, la tipa de la escultura tenía un panal bajo la axila. Fue horripilante)

ge zeta dijo...

Yo creo que la opción más viable es podar, aunque sea un poco el floripondio. Tal vez así lleguen menos abejas.

Saludos

Nunca lo he olido

Anónimo dijo...

Deberías amaestrar a las abejas y usarlas para atacar a los ladrones ¡Al ataque muchachas! y los indeseables saldrían corriendo.

Rodrigo dijo...

Qué bonito floripondio. Aquí en mi casa tengo uno pero no tan grande no tan floreado.

PD. Chavos, NO NO A hagan té de floripondio por hacerlo me quedé ciego tres días, no es broma.

Selva Hernández dijo...

No, no dudes: quita a las abejas, llama a los bomberos. Ellas no son tan buenas como se dice. Su sistema es esclavista, la miel y el propóleo son lo que los diamantes a Sudáfrica. Además reconocen el rostro humano: ¡TERROR!

No te expongas a un ataque de abejas, a mí me atacó uno hace poco más de un año y es uno de los sucesos más traumáticos que me han sucedido en la vida. Yo, que tengo alta tolerancia al dolor, lloré tres días seguidos. Horrible, el dolor. La miel, no la soporto ni de vista y el zumbido de las abejas es tortura china para mis oídos.

Selva Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bertamaravillas dijo...

Acá también hay floripodio, hacia el norte y en las montañas, y ¡abejas y abejorros! ¿te molestaría ver una foto de tu hermana cuando bailó la danza "Oleg Tamulilingan" o la danza de los abejorros? ¿te haría sentir mal? dicen que me veía bonita... me da gusto que hayas hecho conciencia a cerca de áfrica y de los diamantes, espero que ya no los desees tanto. Yo digo que quites el floripondio entero, las abejas te trauman y el floripondio puede llegar a hacer mucho daño. te quiero, luego te mando la foto.

Berenice dijo...

Di con tu blog redireccionando la dirección desde otro. Me encantan los floripondios, que bellas fotos.

Licencia de Creative Commons
exvotos by Selva Prieto Salazar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at 2.bp.blogspot.com.